Noche #47

Noche del jueves.

Lima es gris, y por la mañana ha llovido. Así que he andado medio arrastrado todo el día. Por la tarde pregunto en el albergue y me recomiendan ir a las fuentes de colores que están en el Parque de la Reserva. Me junto con el holandés de la habitación, Martín, y cogemos el bus verde de las esquina, completamente repleto de gente, para 40 minutos más tarde llegar al parque.

Las fuentes son eso, unas fuentes, con juegos de agua y música, tipo fonts de Montjüic, y las fuente del Palau de la Música en el cauce del río en Valencia. Pasamos todo el rato charlando y de vuelta nos vamos a cenar a un local dónde no hay extranjeros en Miraflores.

La ciudad es un hervidero de gente, pero he decidido tomarme un par de días de tranquilidad e intentar dormir un poco, ahora que ya he dejado las alturas y estoy a nivel del mar. La ciudad sigue siendo gris, pero ya me vale.

Deja un mensaje

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.