Noche #25

Noche del miércoles.

El día de hoy, además de un día de resaca, ha sido un día de paso. Para entrar en Bolivia he tenido que ir a Calama, para coger el bus de primera hora de la mañana.

Sigo viajando con las Theresa y Martina. Hemos encontrado un hostal cerca de la estación de autobús.

Recorremos la ciudad, sin nada especial solo los perros vagabundos. Entramos a cenar a un restaurante donde la gente ve el futbol en pantalla gigante.

Hay que levantarse a las 5:30 para coger el bus hacia la frontera, así que a las 10:30 ya estamos en la cama. Duermo del tirón hasta que suena el despertador. En la calle a esas horas solo están los perros. La estación está cerrada y hay algunas personas esperando tapadas con mantas.

4 Comentarios

·

Deja un mensaje

  1. Hola amigo! me he incorporado un poco tarde a tu viaje, pero que sepas que te sigo…disfruta de todo menos del mal de altura! Besos
    Sonia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.