Salta

Salta está al norte de Argentina, y es una ruta casi obligatoria si se quiere ir a San Pedro de Atacama. Está al este de los andes y en un valle, con lo cual la ciudad rodeada de montañas. Conserva algo del estilo colonial, que no sé muy bien lo que significa, pero que viene a ser que hay casas viejas y bajas con porches, tejados, columnas, etc, que pertenecieron a los colonos que invadieron esta zona.

En esta parte del país la gente es bastante racial, con rasgos indios: cara larga, nariz larga, orejas largas, boca recta y labios gruesos, piel oscura y pelo negro.

Las calles vuelven a ser en forma de libreta cuadriculada, con aceras estrechas y 2 carriles para los coches, con de nuevo la sensación de andar chocando con la gente todo el tiempo y pasar los coches demasiado cerca.

Hay un par de calles peatonales repletas de comercios y puestos de comida, una plaza principal llamada 9 de julio, muchas iglesias, porque es un centro episcopal, y un parque al este y cerca de la estación de autobuses con un lago de color verde, barcas a pedales o remos, ocas, y un puente donde los enamorados tienen la oportunidad fácil de decirse que se quieren, no, yo más, no yo más caramelito, mientras en los puestos alrededor del parque de música pirata, palomitas y ropa, suena una cumbia que llora por Salta.

Hay mucho niño uniformado por las calles, las niñas con unas faldas que creo que son demasiado cortas para la edad que tienen, o es que no entiendo el idioma secreto de los uniformes de colegio. Otro día hablaremos sobre el tema de las minifaldas y como por aquí se juega con la parte oculta que hay desde la rodilla hacia la cintura, y como en España estamos más acostumbrados al juego desde el ombligo hasta el límite legal de ir enseñando el pubis afeitado.

Hay mucha gente que usa la bicicleta y en general, y a pesar del tráfico que hay en las calles principales, es un lugar tranquilo.

Se puede visitar el cerro de San Bernardo, que es una cima a 269 metros de altura desde la ciudad, y a la que se puede subir usando 1070 escalones en un vía crucis, o usando el teleférico si el tema del vía crucis te la suda, que para sufrir ya vas cada mañana a la hora en punto a la oficina, y nadie te da el cielo por eso.

También está el tren de las nubes. Pero eso es otra historia.

Fotos aquí.

Deja un mensaje

Deja un comentario