Líneas Nazca

Unos tipos realizaron el siguiente experimento: colocaron una cartera de dinero normal y corriente en una calle transitada y grabaron que sucedía con una cámara oculta. Alguien cogió la cartera a los pocos minutos.

Hicieron el mismo experimento, pero esta vez alrededor de la cartera dibujaron un círculo blanco. Durante horas nadie cogió la cartera. Todo el mundo pasaba por encima pero nadie se agachaba a cogerla ni pisaban el círculo. Pensarían cualquier cosa menos que en realidad era una broma.

Las líneas Nazca se crearon entre el 200AD y el 700DC. Son cientos de dibujos hechos en el desierto a base de levantar piedras, lo que hace que cambien de color, siendo más oscuras, y tienen un tamaño de varios cientos de metros, y solo se pueden apreciar desde el aire. Hay desde formas simples como líneas a complejos diseños como una araña y un astronauta (??). Cuando en el siglo XX se descubrieron empezaron a sacar hipótesis sobre señales extraterrestres, mapas astrales, calendarios, que si sabían volar, etc. Sin pensar ni por un momento que quizá fue una broma.

De nuevo, tras un profundo estudio en las bibliotecas de Cusco y Lima, voy a desvelar lo que ocurrió realmente.

Estaban Doug de las casta de los Bower y Dave de la casta Chorley en el año 534 sentados en un montículo en el desierto de lo que ahora se conoce como Nazca, pero que antiguamente se conocía como el basurero, después de pasar el día trabajando construyendo un acueducto.

Doug, me aburro – dijo Dave – ¿porque no vamos a quemar containers?
Dave, los containers aún no se han inventado, y en el caso que se hubiera hecho, el olor que desprende el plástico quemado, cuando lo inventen, seguro que debe ser asqueroso.
-Pues yo me aburro, Doug. En este basurero solo hay piedras y arena. ¿Jugamos al teto?

En estas que apareció por allí el visionario, el de Atacama, y les dice:

-Chavales, he oído que estáis aburridos.
-Pues si – contestaron los dos.
-Pues veréis, chavales, acabo de comprar este basurero al jefe de vuestra tribu por un par de llamas, y he pensado que si no tenéis nada que hacer os voy a dar un una pala, unos cordeles, y unos dibujitos para que me levantéis la arena y las piedras y me los dibujéis a escala.
-¿Y para qué? – preguntaron
-Ahora no lo podéis entender, pero algún día lo sabréis. Es algo que se llama “gastar una broma“, pero que en vuestra cultura tan avanzada y tan tecnológica aún no existe.

Y así fue como cada fin de semana, para pasar el rato, Doug y Dave fueron haciendo a escala los dibujitos que les había dado el visionario.

20 generaciones más tarde, en 1976, al tatatatata (x 20) nieto de Doug, también llamado Doug Bower se le ocurrió una idea mientras tomaba una cerveza en el pub Percy Hobbes con su amigo Dave Chorley, también tatatatata (x 20) nieto de el Dave de esta historia.

Dave, se me ha ocurrido una idea genial.
-¿Qué, Doug?
-He pensado que podríamos coger la barra de hierro que tengo en la puerta trasera de mi tienda de marcos y hacer unos dibujitos en el trigo.
-¿Y para qué?
-Pues para gastar una broma.

Deja un mensaje

Deja un comentario