Las 3 maletas más odiosas

Cada vez que veo salir las maletas por la cinta del aeropuerto intento imaginar a quién corresponde cada una según el tipo de maleta y el aspecto del que espera. Es algo realmente feo en mi carácter, porque clasifico a las personas según el tipo de bolsa que utilizan. Es algo que no puedo evitar, forma parte de mi parte oscura. Es mejor esto que de robar, como dicen en el metro los que piden.

El motivo por el cual clasifico es porque tengo manía a cierto tipo de maleta. Voy a enumerar los 3 tipos que más odio, de menos odio a más odio:

3. Las mochilas de mochilero, con el número de litros, sus múltiples compatimentos, bolsillos, cuerdas para atar de todo y los hierros en la espalda. Es precisamente la que yo uso.

2. Las maletas cuadradas con ruedas que tienen un asa que se extiende y por el cual se arrastra por el aeropuerto y por la acera, y es cuando hace ese ruido tan odioso sobre el mosaico del suelo.

1. La sansonite. Planas, con códigos de seguridad para abrirlas, con esa superficie de fibra, de color rojo, sobretodo.

Quiero añadir además, una variación de la número 1, que es sin duda la que más odio:

0. La sansonite con plástico protector. Si me dejaran entrar un hacha en el aeropuerto, al verla salir por la cinta, acabaría con ella.

Deja un mensaje

Deja un comentario