La ciudad de los perros

En Calama hay calles con casas bajas, hay tiendas de moda, tiendas de electrónica, tiendas de moda y de electrónica al mismo tiempo. Hay músicos callejeros que tocan la flauta sobre una base midi y venden sus CDs autoeditados. Hay imitadores de Justo Molinero con micros en la puerta de los comercios vendiendo créditos de su amigo Paco, y si compras ahora te regalan el cuchillo jamonero. Hay una calle llena de restaurantes donde puedes comer pollo, ternera, ave, sopas, sandwiches y empanadas. Hay una estatua de un minero, para recordar que es una ciudad minera. Hay hasta zapatillas colgando en los cables eléctricos.

Hay de todo lo que se espera en una ciudad media, pero, sobre todo, lo que hay en la ciudad son perros. La ciudad está llena de perros vagabundos que han desarrollado una sociedad paralela a la humana con sus reglas y con su orden. Los hay grandes y pequeños, y de cualquier color imaginable. Los hay de raza y simplemente chuchos. Hay perras preñadas y perros gordos.

Deambulan por las tiendas, metiendo el morro, deambulan por las calles donde está la gente paseando, con una cara que mantienen casi de cachorro para dar lástima. Mantienen sus zonas protegidas y se pelean con otros perros que las invaden. Viven muchos en la estación de autobuses. Duermen en las puertas hechos un ovillo.

Por las noches no se escuchan gallos, ni rebuznos de burro, ni el chumbachumba de una fiesta lejana. Lo que se escucha es el ladrar de perros que saben que esta es su ciudad.

2 Comentarios

·

Deja un mensaje

  1. los perros son un problema de chile, aki solo keremos ke los maten , pero siempre salen hueones ke se creen salvadores del mundo, pero ya llegara un gobierno con mano dura y hasta los perros vagos van a morir…

  2. Supongo que perro vago debe ser el mismo que polvo y sal que puso un comentario de subnormal. Digo lo mismo que antes: si no entiendes nada, mejor ni leas. Y si quieres un gobierno con mano dura que no deje entrar los extranjeros como yo, pues votadle, que me parece que aún sois un país democrático.
    Y tranquilo, que con gente como tu seguro que hacéis un país de puta madre.

Deja un comentario