Fiesta en Alausí

Después del fiasco de la Nariz del Diablo, me junto con una pareja de ingleses, David y Aisling y un californiano, Robin, y nos vamos a ver Alausí, que está de fiesta.

Todo el pueblo está de fiesta, con mecados y puestos de comida. Hay un desfile con música y baile y conocemos a otra pareja, daneses, Jacob y Nina. A las 2 hay toros, así que nos vamos a una tienda de electrodomésticos que ha puesto una mesa y sirven cerveza a esperar que empiece. Se nos une una niña alemana llamada Antonia que viaja con su padre. Ella bebe agua.

Entre los 6 adultos nos bebemos unas 18 cervezas Pilsener de 600cl. Entre cerveza y cerveza nos vamos levantando, para ir a comprar algo de comida. Jacob y yo nos atrevemos con un chancho, que es un cerdo entero abierto por la mitad que se asa en unas brasas y del que te sirven un pedazo. Es tierno y no sabe a cerdo, sabe más a pollo.

La plaza de toros es artesanal y consiste en unas construcciones tipo Mad Max de 3 niveles construídos con tablones y con escaleras de caña para subir al tercer piso, alrededor de un espacio en el que han tirado arena gris. Cada apartamento de la construcción pertenece a una familia o a un particular que ha pagado por él. Se construyó el jueves y el viernes y se desmonta el lunes. Nosotros vamos cambiando de lugar conforme nos van echando.

Los toros son del tipo vaquillas que se sueltan para que la gente los corra. Todos me preguntan a mi como funciona porque se supone que soy un experto. Soy español. Las vaquillas son de alquiler y no se matan.

Hay algún borracho, pero echo de menos borracho cincuentón, tipo El Cincopalmos, en mitad de la plaza con el toro viniendo directo y todo el mundo esperando a que se lo lleve por delante. Esto no es España al fin y al cabo.

En algún momento de la tarde aparece una procesión formada por: la reína de la fiesta sonriendo, una charanga y un camión con la policia encima del remolque y echando al público tetrabricks de vino.

Fuera de la plaza hay un bar con un DJ mezclado cumbias, ballenatos, bachatas, reggeatón y algo de tecno, y la gente debajo de una carpa bailando medio locos.

Hay mucho polvo, mucho humo, olores de fritanga de los múltiples puestos de comida, los cerdos mirándote con sus ojos vacíos y una barbacoa de cuys (conejillos de india) con cara de “no me comas, no me comas“.

A las 6 de la tarde nos vamos todos. Hay que regresar a Riobamba.

Fotos aquí.

7 Comentarios

·

Deja un mensaje

  1. Pues si que me gustó, si. Son esas cosas que no te esperas, una casualidad, porque iba a ir a Guayaquil, pero vi lo del tren para el domingo y finalmente acabé juntándome con esta gente y liao en la fiesta.

  2. QUE SORPRESA ENCONTRARME EN LA RED CON ESTE SITIO Y MAS SORPRENDIDO POR EL COMENTARIO EN LO QUE A LAS FIESTAS SE REFIERE.
    SOY DE ALAUSI Y VIVO EN CALIFORNIA, NO PUDE IR A LA FIESTA, PERO POR LO MENOS POR VIDEO PUEDO VER LO QUE ES MI PASION …LOS TOROS Y LA FIESTA EN GENERAL.GRACIAS UNA VEZ MAS POR COLGAR LOS VIDEOS Y FOTOS DE MI QUERIDO ALAUSI…ATT.ELOY V CUESTA

Deja un comentario