El tren de las nubes

Leo antes de venir a Salta, y que es realmente el motivo principal por el cual he parado aquí:

Luego de una ausencia de 2 años, debido a que el gobierno decidiera paralizarlo en 2005 por desperfectos por parte de la empresa que tenía su concesión, el Tren de las Nubes volverá a recibir pasajeros desde marzo del 2008.

El famoso tren recorre un trayecto de 217 Km. en el norte argentino, comienza su trayecto en la estación de la ciudad de Salta (1.187 metros sobre el nivel del mar) y lo finaliza en el viaducto La Polvorilla a 4.220 metros de altitud. La llegada al fin del trayecto significa anclar realmente en el cielo.

Durante su recorrido se pueden apreciar bellísimas imágenes, montañas de la Cordillera de los Andes, el valle de Lerma, la Quebrada del Toro; y atravesar tres tipos de climas diferentes el subtropical serrano con pocas precipitaciones, el semi-desértico y finalmente al desértico total.

Esta travesía con tintes de aventura es realizada por la locomotora a una velocidad de 35 Km. /h, atravesando puentes o laderas, donde se pueden apreciar debajo las nubes, bordeando precipicios no aptos para cardíacos y circulando por un sistema de vías dispuesto en zig-zag y espirales; realmente fantástico.

Así que lo primero que hago al llegar es preguntar dónde puede ir a comprar los boletos y me dicen:

-El tren no funciona todavía. Creo que hay unas piezas paradas en la aduana en Buenos Aires, y hasta que alguien no vaya a resolverlo – entendiendo por resolverlo soltar la pasta que se tenga que soltar- no habrá tren de las nubes.

Así que esto es lo que he visto del tren de las nubes, tras 12 horas de viaje por llegar aquí: NADA.

Deja un mensaje

Deja un comentario