Arequipa

Arequipa es una ciudad grande que se encuentra al sur de Perú y a que es conocida como La ciudad Blanca, por que tiene un montón de templos y casa de silla -piedra de lava volcánica-. Hay tres volcanes alrededor, entre ellos el Misti. Una idea inteligente, plantar la ciudad en medio de tanto posible desastre. Por ejemplo:

Los terremotos del 22 de enero de 1582, del 19 de febrero de 1600 y del 24 de noviembre de 1604, se encargaron de dejar muy escasos vestigios de la ciudad fundada en 1540. Los terremotos del 8 de enero de 1725, del 13 de mayo de 1784 y del 13 de agosto de 1868, obligaron a la reconstrucción de la ciudad. Así lo señalan documentos de la época.

Eso es ser cabezón.

La ciudad es cuadriculada, con un río a un lado, y con varias casas virreinales y templos barrocos. Venir a ella tras Cusco le ha dado poca oportunidad a la sorpresa. No me ha dicho nada.

Lo único que me ha gustado es el Convento de Santa Catalina, que es una ciudad dentro de la ciudad, con sus calles y sus plazas. Hasta el 1970 no se abrió al público, estuvo casi 500 años cerrado con monjas de clausura en su interior, así que imagina los secretos que puede haber. Estoy seguro que si se escarba en los jardines se encontrarán con más de una sorpresa.

Hay muchos taxis pequeños de color amarillo y las calles van por actividades: la calle de las tortas, la calle de las ópticas, la calle de los locutorios, la calle de las tiendas de moda, la calle de los DVD pirata, la calle de las obras -hay una calle entera, la única que he visto, en obras-.

En la plaza de las armas por la tarde había gente mayor sentados en un banco con una máquina de escribir en las piernas, escribiendo cartas para la gente de al lado.

A estas alturas del viaje, ya no espero muchas sorpresas arquitectónicas, pero al menos si me sorprenden las cosas cotidianas.

Fotos aquí.

3 Comentarios

·

Deja un mensaje

  1. Mucha suerte en tu viaje. Me ha gustado lo de las ancas de rana.

    Siempre quise ser mochilero pero me faltó valor. Quizás también tiempo. Quizás algún día lo haga. Mientras, seguiré tu experiencia.

    Un abrazo!

  2. Gracias Chema! No hace falta mucho valor. Si aún te apetece pégate un viaje de un par de semanas con la mochila, un par de calzoncillos, un par de camisetas y papel del bater. Con eso es suficiente para sentir lo que yo siento.

Deja un comentario